Domina el afeitado clásico con estos sencillos 5 pasos

Publicado por MachoBeta Staff en
Domina el afeitado clásico con estos sencillos 5 pasos

Un poco de precisión, algo de templanza, mucha confianza. Afeitarse bien es un arte, y como tal requiere que el artista domine su oficio. Estos son los pasos a seguir, ya sea con navajas o máquinas de afeitado clásico:

1. Una buena ducha

Cierto para la vida en sociedad, cierto para el afeitado clásico. Una buena ducha de agua caliente elimina impurezas y, principalmente, abre tus poros. De lo contrario, una toalla caliente cumple el mismo fin, pero recomendamos incluir el afeitado dentro de tu rutina, por lo que hacerlo después de la ducha te será más natural.

2. Aceite

Un buen aceiteantes de afeitar cumple el rol de cuidar la piel y levantar el vello facial, evitando irritaciones. Tras aplicar el producto, que también existe en gel o espuma, es bueno esperar uno o dos minutos.

3. Ahora la crema

La crema de afeitar es una pieza clave del proceso. Por lo mismo, no da lo mismo qué producto elijas. Y para esparcirla con seguridad, nada como una buena brocha confiable que te haga sentir al mando de la situación.

4. A afeitar

La decisión tal vez ya la tienes tomada. ¿Máquina o navaja? Ambas tienen sus ventajas. La navaja te hará sentir un diestro barbero, las máquinas de afeitado clásico no requiere de tanta maestría en su uso. De cualquier modo, tres pasadas por cada zona deberían bastar. Recuerda afeitarte en dirección del crecimiento del vello, con pasadas suaves y largas. Estira tu piel pero no apliques demasiada fuerza con la máquina o navaja. Recuerda que una buena hoja no corta por causa de tu fuerza, sino de su calidad. Limpia la hoja cada cierto tiempo para no acumular pelos.

5. Cuidados posteriores

Lávate la cara con agua fría, cuyo fin será inverso: ahora quieres cerrar los poros para evitar irritaciones. Sécate suavemente con toalla o pañuelos desechables. Entonces, es un buen momento para la loción aftershave. Junto con calmar la piel, te dará ese aroma que añade un atractivo adicional al look que acabas de lograr con el afeitado clásico.


Publicación más antigua